viernes, abril 19, 2024
0.2 C
Burgos

El difícil trabajo desde el banquillo con 12 entrenadores cesados en Segunda esta temporada

Crece el nerviosismo en los clubes a medida que llega la recta final de la temporada y los partidos decisivos. La lista de ceses no está cerrada y puede incrementarse en las próximas semanas.

Si hay un trabajo poco estable, que depende de múltiples circunstancias es el de entrenador del fútbol. Especialmente en algunas categorías, como la Segunda División española, en la que ya han sido destituidos en lo que van de temporada, 12 entrenadores.

Hacemos recuento: Álvaro Cervera, en el Oviedo, Víctor Sánchez en el Cartagena, José Ángel Ziganda en el Huesca, Luis García en el Espanyol, Fran Escribá en el Zaragoza, Fran Fernández en el Alcorcón, Haritz Mujika en el Amorebieta, Javi Calleja en el Levante y hay clubes que ya van por dos ceses esta temporada, es el caso del Zaragoza y el Espanyol, con Julio Velázquez y Luis Miguel Ramis, respectivamente. Las dos últimas destituciones han tenido como implicados a clubes que luchan por mantener la categoría, como el Albacete y el Andorra, con los ceses de Rubén Albés y Eder Sarabia.

Las presiones en las directivas de algunos clubes son muy grandes y la salida que suelen encontrar los directivos son los cambios de banquillo, buscando un revulsivo, un cambio de táctica, que haga posible que lleguen los buenos resultados.

Pero la experiencia y la estadística dejan claro que, en la mayoría de los casos eso no se consigue y el equipo no logra los objetivos por mucho que lleguen nuevos técnicos, ilusionados y experimentados. Que un equipo funcione es mucho más complicado que cambiar una persona para dirigir el grupo, aunque también tenemos que reconocer que se han dado casos en los que sí ha dado resultado el cambio en el banquillo, casi siempre cunado han dispuesto de tiempo para la reacción. Los cambios ahora, en estos momentos postreros de la temporada son muy poco aconsejables pero se siguen prodigando.

Y luego están las renovaciones en las que juega un papel importante las últimas sensaciones, Solo vale lo que el equipo consiga en los últimos partidos, que el objetivo final se cumpla o no, incluso con cambios de última hora. Un ejemplo lo tenemos en Julián Calero, en nuestro Burgos, que aunque hizo una gran primera vuelta, las sensaciones del último tramo de la temporada le llevaron a dejar el puesto. Pese a haber cumplido con creces y antelación el objetivo de la permanencia. Pero es que los objetivos también cambian cuando las cosas van bien. Así es el fútbol.

Lo que pase ahora, de aquí a fin de temporada condicionará no pocas continuidades o marchas de entrenadores, de cara a la próxima temporada. Son estos últimos partidos tan importantes que marcan el devenir final de técnicos y proyectos.

En el caso del Burgos CF, también. Aunque esta es otra historia para otro momento.

- Más noticias del Burgos C.F. -

Habrá lleno total en Anduva para ver el derbi

El CD Mirandés ha confirmado que no quedan entradas a la venta, mientras en el Burgos CF apenas quedaban 185 en la tarde...

Los derbis se ganan