Publicidad Hotel Ciudad de BurgosHotel Ciudad de Burgos
C.D. Mirandés S.A.D. Burgos C.F. C. B. Villa de Aranda C. B. Miraflores

Lunes, 18 de Junio del 2018  22:49:32

Última Hora: .................Burgosdeporte
Burgos y Mirandés ante un 2018 decisivo - BurgosDeporte
Futbol. SEGUNDA DIVISION B. Los dos equipos aspiran a dar el salto de categoría aunque su situación es muy diferente

Burgos y Mirandés ante un 2018 decisivo

jarcha - Burgos y Mirandés quieren ascender

Compartir
Publicidad
 

25/12/2017 - Paco Peñacoba

El Burgos y el Mirandés quieren dar el salto de categoría, aunque su situación una vez disputada la primera vuelta de la copetición es bien distinta. Para un juicio de valor equitativo debiéramos también partir de los orígenes de la pasada temporada. El Burgos tuvo que pasar un calvario de promoción por no descender a Tercera ante el Linares, mientras el Mirandés pasó otro calvario con el descenso de categoría a Segunda B consumado por los malos resultados, tres jornadas antes del final de liga. De ese origen nacen dos proyectos diferentes pero convergentes, en ambos casos se trata de lograr dar el salto de categoría a Segunda División A, la categoría de plata del fútbol español. No es nada ácil, aunque uno está mucho más cerca de conseguirlo que el otro.


En el fútbol las situaciones son cambiantes en poco espacio de tiempo, todo pueda dar la vuelta, lo positivo y lo negativo apenas están separados por una línea muy frágil, pero la evaluación de la realidad siempre merece ser tenida en cuenta.

El Mirandés es actualmente el Campeón de Invierno del Grupo Segundo de la Segunda B y eso ha sido por méritos propios y gracias al esfuerzo de su cuerpo técnico, su directiva y, por supuesto, sus jugadores. El planteamiento de la temporada fue muy inteligente, ya que el Mirandés, al contrario de otros equipos cuando descienden, no desbarató su casa, no buscó hacer un proyecto nuevo totalmente para una categoría diferente, como algunos pedían, sino que partió de lo que ya tenía consolidado en el equipo. Por un lado, el cuerpo técnico con Pablo Alfaro a la cabeza fue renovado, un entrenador que ya conocía la plantilla, que se había caracterizado por su espíritu positivo ante las adversidades y que tenía muy claras dos cosas: su identificación y compromiso con el Mirandés y lo que era necesario para hacer un buen proyecto de futuro en el caso de renovación, como así fue. 

El MIrandés por lo tanto, partía con  una clara ventaja, no hubo pérdida de tiempo en la búsqueda de nuevo entrenador, ni de cambio brusco de proyecto. Si a eso unimos la buena situación económica del club, por las cantidades que recibe el  equipo rojillo tras su descenso por parte de la Liga de Fútbol Profesional, estamos ante un equipo que cuenta con todos los recursos para hacer un claro proyecto ganador.

El Burgos no lo tuvo tan fácil. La nueva directiva con José Luis García, entraba en una nueva dinámica, desconocida hasta entonces por los aficionados. Lo primero hacer casi borrón y cuenta nueva de una temporada para olvidar y después, fichar a un entrenador para dirigir la nave. Pero también sentar las bases para llevar a cabo la transformación del club en Sociedad Anónima Deportiva, lo que que requería de la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria  para su aprobación.

Mientras el Mirandés en pocas semanas tenía ya la plantilla completada y los jugadores entrenaban con normalidad, el Burgos se iba construyendo poco a poco y con algunos problemas. Las escasas renovaciones propuestas no salían adelante, con la marcha de Odey y Adrián, dolorosa situación, aunque Adrián volvió finalmente al Burgos. El entrenador no llegaba mientras pasaban las semanas y crecía el nerviosismo en la afición y en los propios jugadores que desconocían quien sería el conductor del equipo. Llegó finalmente Patxi Salinas, que tuvo poco tiempo para imprimir carácter al grupo y estilo al juego, con muchos jugadores nuevos, incluido el técnico. Además el fichaje estrella, Jagoba Beobide, llegaba lesionado, sin posibilidades de aportar al equipo desde el primer momento. Tampoco cristalizaron las negociaciones para fichar a un delantero de garantías, con Youseff como sorpresa en la plantilla burgalesa, procedente del Rápido de Bouzas de Tercera División. También se incorpora Carlos Álvarez, procedente del Racing de Santander y Adrián Hernández lesionado. Un panorama complicado. Aunque debemos destacar importantes incorporaciones como el guardameta Saizar, o jugadores de gran calidad como Aritz Borda, Eneko Zabaleta, Abel Suárez o Julio Rico

Mientras el Mirandés completaba su plantilla conn jugadores de calidad contrastada, como Cervero y Pito Camacho para la delantera rojilla, Limones en la portería y otros como Paris y Albístegui.

En el comienzo de la temporada el Burgos despega muy bien con tres goles en los tres primeros partidos marcados por Youssef, la capacidad goleadorora de los blanquinegros no es muy alta pero su buena defensa le aporta puntos importantes para ocupar los primeros puestos.

El Mirandés comienza con algunas dudas, como el empate frente al Leioa, pero va sorteando las dificultades e imponiéndose en los partidos y sumando puntos. Gana al Racing de Santander en El Sardinero, mientras el Burgos se impone al Logroñés y a la Real Sociedad B.

Sin embargo, mientras el Mirandés rentabiliza el fichaje de Cervero, con goles importantes que le dan triunfos al equipo rojillo, el Burgos se va atascando en ataque y su buena defensa solo le sirve para ir sumando empates, ya que no acierta a definir las ocasiones de gol.

El Mirandés se va afianzando en la zona alta de la tabla y llega al final de la primera vuelta de la competición con 43 puntos. Con 13 victorias, 4 empates y tan solo 2 derrotas, los rojillos han superado la anterior marca de 40 puntos que ostentaba la plantilla de la temporada 2011/12 y que acabó con el histórico ascenso a la división de plata. El equipo de Pablo Alfaro aventaja en cuatro puntos a su inmediato perseguidor, el Sporting B, y en seis al tercero: el Racing de Santander.

El Burgos por su parte, llega a este meridiano séptimo en la tabla, con 30 puntos, a 2 de los puestos de promoción de ascenso y a 13 del líder, Mirandés. Lo más preocupante para los blanquinegros es su falta de gol, ya que solo han logrado 15 goles en las 19 jornadas de liga disputadas.

Esta es la radiografía de la primera vuelta para los dos equipos burgaleses. El Burgos buscará los primeros puestos para jugar playoff, que sería un gran objetivo cumplido, aunque el premio gordo pasa por el  ascenso, lo que ahorraría una nueva temporada en el infierno de Segunda B, una categoría económicamente nada rentable.

Por su parte el Mirandés parece estar ya en otro ámbito, su objetivo es consolidar el liderato y jugar con el factor a favor de eliminatoria directa de ascenso y repesca en caso de no conseguirlo. El Mirandés tiene su plantilla cerrada para este objetivo, mientras el Burgos buscará en el mercado de invierno uno o dos jugadores, que potencien la delantera del conjunto blanquinegro.

En cualquier caso ambos necesitarán suerte y acierto en su trabajo para lograr los objetivos.

 

 


Publicidad  

Caja Viva
Opinión

Paco Peñacoba

Periodista

IN MEMORIAN José Luis Preciado

Publicidad  
Publicidad  
Trofeos
Publicidad  
BD Comenta

Alfaro valora el 0-2 ante el Extremadura y el adios al ascenso

Foto destacada
Publicidad